La importancia del contexto educativo: la ciudad educadora

  • Gisela Morales Navarro
  • Rafael Mezquita Gómez

Resumen

La Ciudad Educadora es un nuevo modelo educativo urbano. Muchos piensan incluso que es el modelo de ciudad del futuro. Un patrón educativo de lo público. Desde hace ya muchos años son varias las polis que han intentado cimentar este tipo de organización basada en la formación, la promoción y el desarrollo educativo de todos y cada uno de sus habitantes.

Este recién estrenado microcosmos educador busca el orden social, el económico y el político guiado por un proyecto cultural que genere conocimiento entre los ciudadanos, y está potenciado por sus correspondientes ayuntamientos y centros educativos. En estos locus se busca la conexión con el entorno, albergar infraestructuras educativas de toda índole, así como el impulso de acciones y buenas prácticas para el desarrollo emocional, social y de fomento del conocimiento entre nuestros futuros ciudadanos o gobernantes.

Referencias bibliográficas

Ainscow, M. (1995). Necesidades espaciales en el aula. Guía para la información del profesorado. Madrid: Narcea.
Aristóteles (2001). Política. Libro VII. Madrid: Espasa Calpe.

Barth, R. (1990). A personal vision of a good school. Phi Delta Kappan, nº 71, 512-571.

Borja, J. et al. (1998). Local Global: la gestión de las ciudades en la era de la información. Madrid: Talleres gráficos de Gráfica Internacional S.A.

Cabezudo, A. (2006). Ciudad Educadora, una manera de aprender a vivir juntos… Argentina, Rosario: Escuela de Ciencias de la Educación. Facultad de Humanidades y Artes. Universidad Nacional de Rosario.

Carbonell, J. (2015). Ciudad Educadora. Pedagogías del siglo XXI. Barcelona: Octaedro.

Carrasco, J (1997). Educación para adultos. Buenos Aires: Barcelona.

Collet, J. y Tort, A. (2012). Ejercicios de participación. Escuelas, familias y éxito escolar. Cuadernos de pedagogía, nº 428.

Colomer, J. (1998). Conferencia inaugural del Seminario Internacional de Ciudades Educadoras del Cono Sur, “Una alternativa para los gobiernos locales”, celebrado los días 17-18-19 de noviembre de 1998 en el Banco Municipal de la ciudad de Rosario (Argentina).

Colom; J. (2005). Continuidad y complementariedad entre la Educación formal y no formal. Revista de Educación, n.º 338, pp 9-22.

Chacón-Ortiz, M. (2015). El proceso de evaluación en educación no formal: Un camino para su construcción. Revista Electrónica Educare. Vol 19 (2) mayo-agosto, 21-35.

De la Calle, R. (2012). A propósito de la crítica de Arte. Teoría y Práctica. Cultura y Política. Valencia: Universitat de Valencia.

Díez-Palomar, J. & Flecha, J. (2010). Comunidades de aprendizaje: un proyecto de transformación social y educativa. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado. Vol. 24, núm. 1, abril, 19-30. Zaragoza: Universidad de Zaragoza.

Figueras, P. (2007). Ciudades educadoras, una apuesta por la educación. CEE Participación educativa, 6, noviembre, 22-27.

Flecha, R. (1997). Compartiendo palabras. Barcelona: Paidós.

Freire, P. (1997). A la sombra de este árbol. Barcelona: El Roure.

Flecha, R., Padrós, M., & Puigdellívol, I. (2003). Comunidades de aprendizaje: Transformar la organización escolar al servicio de la comunidad. Revista del Fórum Europeo de Administradores Educativos, Vol 11, núm. 5, enero, 4-8.

Galeano, E. y otros (2010). Las fronteras de la educación. La emoción de educar. España: Impresión Digital Da Vinci, S.A.

Garreta, J. (2007). La relación familia-escuela: una cuestión pendiente. Lleida: Universitat de Lleida – Fundación Santa María.

Gómez, J.A (2008). Finlandia. Avances en Supervisión Educativa. Revista nº 8, mayo 2008.

Hereu, J. (2015). Proyecto Educativo Ciudad de Barcelona. Ayuntamiento de Barcelona.

López Melero, M. (2003). El Proyecto Roma: una experiencia de educación en valores. Málaga: Aljibe.

López Melero. M (2004). Construyendo una escuela sin exclusiones. Una forma de trabajar proyectos de aula. Málaga: Alijebe.

Morales, G. (2014). Los servicios complementarios y las actividades complementarias y extraescolares: una necesidad educativo-formativa. Revista Avances en Supervisión Educativa. Nº 22. Diciembre 2014.

Robert, P. (2013). La educación en Finlandia. Los secretos de un éxito asombroso. Revista de Educación y cultura, nº 73, septiembre 2013.

Rodríguez, J. (2001), Ciudad Educadora: Una perspectiva política desde la complejidad. Pensar Iberoamérica. Revista Cultura. Organización Estados Iberoamericanos, para la ciencia y la cultura. 2001.

Sarramona, J., Vázquez, G. y Colom, A. J. (1998). Educación no formal. Barcelona: Ariel, S.A.

Touriñan, J.M. (1987). Teoría de la Educación. Madrid: Anaya.

Touraine, A. (1992). Comunicación política y crisis de representatividad. En Ferry, J.M.; Wolton, D. y otros. El nuevo espacio público. Barcelona: Gedisa.

Trilla, J. (1990). Introducción al Documento “La ciudad Educadora”. Ayuntamiento de Barcelona. I Congreso Internacional de Ciudades Educadoras.

Vygotsky, L. (1979). El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Barcelona: Crítica.

Vygotsky, L. (1995). Fundamentos de Defectología. Obras completas. Tomo cinco. La Habana: Pueblo y Educación.

Vygostky, L. (1997). Pensamiento y lenguaje. Buenos Aires: La Pléyade.
Cómo citar
Morales Navarro, G., & Gómez, R. (2018). La importancia del contexto educativo: la ciudad educadora. Avances en Supervisión Educativa, (29). https://doi.org/10.23824/ase.v0i29.612
Publicado
2018-06-25
Palabras clave
ciudad educadora, modelo educativo urbano, desarrollo educativo, proyecto cultural, infraestructuras